La bruja de abril

Cecy volaba por el aire, sobre los valles, bajo las estrellas, por encima de un río, un estanque, un camino. Invisible como vientos nuevos de primavera, fresca como el aliento del trébol que se eleva de los campos al anochecer, ella volaba.