La vida que extrañamos

Lo que más extraño… no sé, son tonterías. La hamaca del porche. La mecedora, las noches de verano. Y las charlas con los vecinos, allá en el porche, en las noches de julio. Todas esas cosas tontas, pequeñas… no son importantes. Pero son las cosas que