La casa Usher está abierta

Así es. El hombre, decían, debe afrontar la realidad. Debe afrontar el presente. Todo lo demás debe desaparecer. ¡Las hermosas mentiras literarias, los vuelos de la fantasía, deben ser derribados a tiros! Abril de 2005. Usher II. Crónicas Marcianas