El Hombre Ilustrado

(…)El hombre se sacó la camisa y la apretó entre las manos. Tenía el pecho cubierto de ilustraciones, desde el anillo azul, tatuado alrededor del cuello, hasta la línea de la cintura. -Y así en todas partes -me dijo adivinándome el pensamiento-. Estoy t