El peatón

(...) La calle era silenciosa y larga y desierta y solo su sombra se movía como la sombra de un halcón en el campo (...). (...) Estaba a una manzana de su destino cuando un coche solitario apareció de pronto en una esquina y lanzo sobre él un brillante co