Ingresar
Asociate

Blog | 2018-04-17
“Libertarias. Mujeres que dejan huellas” de Mariana Baizán


“ARTIVISTA” así se define Mariana Baizán, dibujante, mendocina, militante feminista y autora de “Libertarias. Mujeres que dejan huella”, libro-ábum ilustrado protagonista de esta reseña. Álbum ilustrado que también es álbum de “figuritas para pegar” y que ya va por la segunda edición de la mano de las editoriales independientes Chirimbote y Las Juanas Editoras. Cada figurita es una MUJER que dejó HUELLA en nuestra historia y la de América Latina. Mujeres que lucharon por nuestra independencia latinoamericana, que fueron olvidadas o minimizadas por la historia oficial, y a quién Mariana recupera dibujo a dibujo mediante una ardua y difícil investigación. En esta acción de ir pegando figurita por figurita, nos hace parte a los lectores de esta recuperación, nos invita a darles rostro y devolverles la luz a estas mujeres. De la valentía de esas mujeres, su rescate mediante este libro, el proceso de trabajo y mucho más conversamos con Mariana:

02

-¿Cómo y cuándo nace en vos la inquietud por ilustrar a estas mujeres?

Al álbum lo comencé a hacer en el año 2015. Yo hacía unos años que había comenzado a articular políticamente con una agrupación feminista llamada “Mujeres Cotidianas”, y este acercamiento hizo que mi mamá estuviera más atenta a cosas que salían en los medios, la TV, las revistas… Viste cómo son las madres, que te graban una película porque tal vez te puede interesar, o un recorte de un diario. La cosa es que fue por un recorte de una revista que ella me guardó. Un artículo muy, muy pequeñito que hablaba de una tal Remedios del Valle, que había sido capitana del ejército de Belgrano, y que cuando en 1880 se arma la historiografía argentina, deciden sacarla de la historia oficial, sólo por ser mujer y por ser negra. Y ese fue el disparador de todo lo que vendría después, ya que pensé si la sacaron a ella… a cuántas más que desconocemos habrán dejado fuera por ese motivo?… Fue así que comencé la investigación, encontrándome que sí había habido muchísimas más mujeres que lucharon por la independencia latinoamericana y que habían sido apartadas de esa historia oficial, contada por varones blancos de clase alta.

03

-¿Cómo surgió la idea del álbum de figuritas como soporte? ¿En qué receptor pensaste cuando lo creabas?

Originalmente no pensé en un álbum para niñas y niños, si bien es un formato tradicionalmente dirigido a esa franja etaria, yo quería que fuera para mujeres que ya hubieran pasado la adolescencia, si bien hoy - y gracias a una excelente decisión editorial - lo disfrutan personas de todas las edades y género. Bien, bien la génesis de por qué un álbum y no otro formato no lo tengo muy en claro (aunque siempre me lo preguntan). Se me ocurrió luego de un taller que dábamos con la agrupación, llamado “Historia de Quien te Olvidaste”, un taller dirigido a mujeres, en donde revisábamos las vidas de unas 5 o 6 mujeres que habían tenido participación activa en la creación del país y no aparecían en los libros de historia. Recuerdo decirle ese día a una amiga: “Te imaginás armar un álbum de figuritas con todas estas mujeres?”. Y las dos flasheamos con eso. Esto fue mucho antes de que mi mamá me diera aquel recorte de Remedios del Valle. De todas formas, y más allá de tener un poco difuso el modo en que se me ocurrió el formato álbum, con las editoras hemos resignificado el formato, pues  tomamos la acción de “pegar la figurita” como estar rellenando ese “espacio vacío” que sus vidas e historias tuvieron por años.

04

-¿Cómo encaraste el proceso de investigación que intuyo debe de haber sido arduo y largo?

Sinceramente cuando comencé este trabajo era solo para mí, como una inquietud personal. Que luego haya sido editado por una editorial, o que se haya distribuido por todos lados, es algo que ni siquiera fue soñado, ni planeado, simplemente se dio. Entonces, cuando comencé con la investigación, era algo que hacía solo para mí, para saber un poco más, para responderme esa inquietud que había originado aquel recorte. Yo por esa época era cajera de un Pago Fácil. 8 horas seguidas encerrada en un bunker de lata de 2 x 2, adentro de un hipermercado, en donde no veía la luz del sol en todo el día. Un trabajo super insano para cualquier persona. Entonces llegaba a mi casa, y me ponía a googlear sin saber muy bien adonde estaba apuntando yo. Armé una lista super larga de mujeres desconocidas de la historia. Prácticamente inabarcable. Lo extenso de esta lista fue lo que me hizo ir acotando, hasta que finalmente decidí quedarme a investigar solo a mujeres que habían tenido una participación activa en las luchas de la independencia latinoamericana. Por dos cosas principalmente: Por un lado, desde la agrupación a la que pertenezco (Corriente La Colectiva) siempre apuntamos a trabajar en territorio con mujeres a las que menos recursos se les da desde lo social, mujeres de las clases populares, de los barrios, de las villas, las originarias, las afro, y me pareció interesante tomar ese eje de la investigación a fin de que todas pudiéramos reconocernos en otras que también habían sufrido el olvido o desinterés por parte del Estado o la sociedad.

05

Por otro lado, intenté armar un hilo conductor entre todas las figurantes del álbum, pues ya había visto varias hermosas publicaciones que revalorizan la vida de mujeres olvidadas, pero siempre presentadas como hitos aislados de la historia. Frida en México, Marie Curie en Europa y Eva Perón en Argentina, son como recurrentes en estas nuevas y valiosas publicaciones que nos revindican, pero que presentadas (editorialmente) así aisladas, parecen ser “excepciones” o “hitos” dentro de la historia universal. Yo necesitaba armar un trabajo sin “excepciones”, sino que se entendiera que mujeres valiosas, luchando y trabajando hubieron siempre, que somos un colectivo y no una excepción, y armar esa continuidad en el álbum, que comienza con las primeras originarias en la época de las primeras conquistas, hasta llegar a las sanmartinianas, época en la que nos liberamos del yugo español, reafirmaba eso que quería expresar. 

06

-¿Cómo fue la recepción del álbum?

Todo ha sido muy fabuloso, y aun no entiendo demasiado. Como te decía, cuando comencé con el proyecto, nunca tuve intenciones de presentarlo a una editorial, sino que todo fue mágico desde el momento que me proponen editarlo. A partir de ahí, todo estuvo bien. Tanto público como medios se coparon mucho con el proyecto. Creo que también estar en el momento histórico y lugar indicado colaboró para que el álbum no pasara desapercibido, sino por lo contrario, es una herramienta de empoderamiento en estos tiempos de marea verde y violeta. 

07

ILUSTRACIÓN:  -Contanos un poco cómo fue el trabajo desde lo plástico, técnica/ materiales que utilizaste, etc. Como el trabajo estaba más abocado a la investigación histórica, no hice grandes experimentaciones o búsquedas estéticas, sino que dibujé como siempre lo hago. Soy hiper analógica. Con decirte que ni siquiera sé usar la tableta, ni poseo una. Para colorear mis dibujos utilizo de todo: acrílicos, lápices de madera y fibras de todos los tipos y tamaños… Desde puntas descartables a resaltadores fluo. Luego los retoco, le suavizo los colores y los balances con un Photoshop que también es antiquísimo, jaja!… Me cuesta actualizarme con respecto a lo tecnológico.

08

-El proceso de realización de las ilustraciones: ¿corrió en paralelo con la investigación o vino después? Fue en paralelo. Me pasaba que mientras iba leyendo y descubriendo las historias, se me iban ocurriendo las imágenes y me surgía la urgencia de ir dibujando a la par. MUJER-MEMORIA-LUCHA-HUELLA: La tapa del álbum es MARAVILLOSA: ¿cómo la pensaste/creaste? El tema de la tapa me costó muchísimo! Me fue muy difícil imaginar la imagen adecuada, un poco por desconocimiento teórico de cómo se realiza una tapa, otra, por el hecho de que como todo surgió como una investigación personal, nunca fui pensando en cómo sería la tapa, hasta que no me quedó otra que ponerme con ello. Antes de esta, había hecho otra ilustración que no me convencía para nada. La fui mostrando, pidiendo consejos y me decían que le faltaba fuerza.

09

Que por lo que era el álbum, lo que la tapa debía transmitir era “fuerza”. Creo que fue por la época de la marcha del Ni Una Menos del 2016 y el ENM del mismo año, en que las mujeres decidieron marchar al son del “japapeo”, ese grito de guerra indio que veíamos de niños en las películas de vaqueros.

10

Las redes se llenaron de fotos de mujeres realizando esa acción y fue ahí que creí que era la imagen ideal para la tapa. Yo la había hecho primero en blanco y negro, pero por sugerencia editorial se hizo a color, colores vibrantes como Latinoamérica es y repleta de mujeres de varias etnias diferentes. 11

-¿Cómo fue el trabajo de ilustrar a estas mujeres una por una considerando que seguramente no contaste con material fotográfico? No hay material fotográfico prácticamente de ninguna. Incluso cuando buscás a Bartolina Sisa y buscás luego a Tomasa T’ito, te aparece la misma imagen. Entonces lo que hice fue imaginarlas, solo eso. Si bien trataba de investigar sobre la existencia de alguna descripción física, (encontré algunas, como la de Manuela Saez o Micaela Bastidas), me pareció interesante también no cumplir con una rigurosidad histórica con respecto a sus rostros. Me pareció bello imaginarlas, darles rostro, volverlas a la memoria por medio de trazos creados exclusivamente para ellas. Y dentro de todo el trabajo que hice del álbum, eso fue lo que más me gustó hacer. Cada vez que terminaba un dibujo y veía ese rostro finalizado, era una satisfacción infinita de haber recuperado una Libertaria más que había sido olvidada.

12

-¿Qué paralelismo podés trazar entre estas mujeres y las actuales pensando por ejemplo, en la reciente movilización internacional que se dió en la huelga internacional del #8M ? Si algo tenemos las mujeres es la capacidad de organizarnos colectivamente. Con los años aprendí que es la forma de organización que nos va a llevar adelante y que sola acá no se salva nadie. El movimiento feminista es organización colectiva, y fue lo que estas mujeres también supieron. Hacemos referencia de eso dentro de las biografías del álbum. Por ejemplo, hablamos de Juana Azurduy, pero también de su “cuerpo de amazonas”, de Gregoria Apaza y también de las mujeres aimaras que instruyó en el arte de la guerra, o de la historia que más me gusta, la de las norteñas espías y el "Plan Continental de Bomberas”, que formaron un gran colectivo organizado que duró años y traspasó fronteras. Creo que esa organización colectiva es una de las cosas más significativas que siento nos une.

13

-En una entrevista que te realizaron el año pasado te definiste como ARTIVISTA: contanos un poco más sobre esto Yo soy militante feminista. Milito desde el arte con la Corriente Política y Social La Colectiva. Es mi forma de poner el cuerpo. Si buscás la definición, “ARTivista” - combinación de “activista” y “artista” – es la persona que utiliza su arte (defino arte como todas las formas de expresión artística) para “luchar y pelear contra la injusticia y la opresión por cualquier medio que sea necesario”.  Y sí. Ese es el lugar en el que hoy me siento cómoda.

  14

Empecé a militar de grande, y después de miles de años de buscar mi lugar en la sociedad, creo que más o menos lo encontré. Y sinceramente hoy, pasada los 40, ya dejé de presentarme en editoriales o perseguir editores para que vean mi trabajo y me contraten. Ni me desencanté, ni me cansé, simplemente me dejó de interesar. Dejé de trabajar en soledad, como es el trabajo de dibujante, y empecé a trabajar en colectivo. Me busqué un trabajo que nada que ver con el arte y que me da facilidades horarias. Entonces hoy dibujo lo que me da la gana y para quien yo quiera. Y - en este momento de mi historia - tiene que ver con género y con toda la lucha colectiva. A veces dudo si está bien encasillarme y sinceramente no me gustaría que suceda. Pero hoy solo me surge trabajar con ese tema. Toda la energía está puesta en eso. Y no deja de darme satisfacciones. Todo lo que sucedió con el álbum, con el dibujo de los pañuelos que se viralizó hace unos días y que incluso lo compartieron referentes feministas de la hostia. Y entonces te cuestionás si lo que sucede es que te estás “encasillando”, o estás creando “referencia”. Y sin tener demasiadas respuestas a todas las inquietudes que me van surgiendo en el camino, hoy elijo quedarme en este lugar que un poco busqué y otro tanto me está dando la gente.

15

-¿Cuáles son los próximos pasos para este año con el álbum y/o otros proyectos ilustrados? Con el álbum (¡del cual acaba de salir una segunda edición 6 meses después de la primera!) el plan es empezar a recorrer lugares por toda Mendoza, dándole prioridad a los sectores más populares, menos solemnes y alejarnos un poco de lo que es la ciudad y recorrer un poco toda la provincia. Por otro lado, me estoy enganchando bastante con la movida fanzinera. Me parece super interesante y que - desde lo autogestivo - se pueden hacer miles de cosas creativas con cero trabas desde los parámetros editoriales.  Así que en esa ando.

16

Puntos de venta El álbum ha sido editado conjuntamente por dos editoriales: Las Juanas Editoras y Chirimbote. Así que la distribución se ha hecho, por un lado Las Juanas articulando con nuestra agrupación, y se consigue en las provincias contactándote con La Colectiva de cada región, y en CABA y Gran Buenos Aires se consigue en cualquier librería. ¡Muchas Gracias Mariana!  

“Libertarias. Mujeres que dejan huella”

Mariana Baizán

Behance

Instagram

Tumblr

Gise Four Web Blog Instagram