Ingresar
Asociate

Blog | 2018-05-07
“NIDOS QUE ARRULLAN. Nanas, cantos y arrullos de América Latina” Ilustraciones de Laura Varsky



  “NIDOS QUE ARRULLAN. Nanas, cantos y arrullos de América Latina” Ilustraciones de Laura Varsky

“Nido es el lugar en el que algunos animales alimentan y duermen a la cría. Nido llaman los italianos al jardín maternal. Nido son poemas y canciones para arrullar a los niños de Latinoamérica” así nos introduce María Teresa Andruetto desde la contratapa a este “pequeño tesoro” que es “NIDOS QUE ARRULLAN, Nanas, cantos y arrullos de América Latina”.   Con forma de libro-disco esta joyita multisensorial, con selección de Cintia Roberts y cuidada edición de Paula Fernández para Ojoreja, nos trae de regreso aquellos versos, cantos y nanas de nuestra infancia. ¿La música? a cargo de Teresa Usandivaras y Pablo Spiller, que con su banda Los Musiqueros son el deleite de grandes y chicos desde hace más de 30 años. Y hay más: varios versos están recitados por la voz de una invitada de lujo: la de la escritora Laura Devetach.

02  

Por si todo esto fuera poco, el libro está bellamente ilustrado y diseñado hasta el más mínimo detalle, como nos tiene felizmente acostumbrados, por Laura Varsky. Laura es diseñadora gráfica e ilustradora egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y se ha especializado en el diseño de discos y libros. En el año 2006 fue premiada con el Premio Grammy Latino como Directora de Arte, galardón para el que fue nominada nuevamente en 2014 y 2015. Se desempeñó como docente por más de 10 años en la Universidad de Buenos Aires y durante los últimos años sumó a la ilustración como búsqueda de expresión y desarrollo de una voz propia.   Música e ilustraciones. Palabra e imagen. Recuerdos y herencias. “Nidos” nos regala la magia de revivir ese momento amoroso y único que se da entre la mamá, el papá y el bebé. Sobre esto y mucho más conversamos con Laura, así que hagan PLAY y déjense arrullar:  

  • Viendo tu trayectoria como diseñadora gráfica e ilustradora y, especialmente, tu trabajo con la industria musical: ¿Qué significó para vos este trabajo, ¿Cómo te llegó la propuesta?

La propuesta me llegó de la mano de Paula Fernández, editora de Ojoreja, ella tenía una previsualización muy clara del objeto que buscaba. Lo que me entusiasmó de entrada fueron los referentes que me alcanzó. Lo pensaba no para los niños sino para los transmisores, padres, abuelos, los adultos que acercan a los niños textos y canciones. En ese sentido las imágenes que me acercó eran muy adultas e inspiraciones directas de mi trabajo. Recuerdo una página de Peter Behrens de la Secesión de Munich. Sé que puede sonar rarísimo ahora, y eso fue lo bueno. Era claro que me estaba pidiendo una apropiación de la referencia. Y esa apropiación solamente podía venir a través del contenido del libro y lo que yo tomara de ambos universos. Es extraño que yo acepte un trabajo para un tercero en el que diseño e ilustro, necesito sentir una gran empatía por el contenido, y en este caso era imposible no sentirla. Esas canciones y poemas eran míos también, de mi pasado y mi presente.

03  

  • Este trabajo interdisciplinario, tan propio del diseñador y al que estás tan acostumbrada: ¿Cómo se desarrolló en “NIDOS”?

Fue muy distinto a lo que suele ser el diseño para un disco. Porque en este caso yo empecé a trabajar mucho antes que apareciera el sonido. El trabajo comenzó junto a la palabra. Luego Teresa y Pablo iniciaron las grabaciones y todo fue tomando otro color. En los discos trabajo junto a los músicos y termino haciendo yo un poco de editora. En este caso ese rol tan bien ejercido desde Ojoreja fue fundamental en el proceso de trabajo. Cuando escuché los audios ya estaba avanzada en mi trabajo y sentí que había un buen diálogo entre los elementos. No vinieron de la mano y sin embargo, creo que se complementan muy bien. Esto en este caso es un logro de las editoras que fueron quienes visualizaron la totalidad con mucha claridad. De todos modos siempre tuve el sonido de los Musiqueros en mi cabeza, los tengo muy escuchados y eso seguramente ayudó también.

04  

  • Y cómo la mamá que sos y la niña que fuiste: ¿cómo se resignificaron estos cantos y arrullos mediante este trabajo?
Estaba tan preocupada y ocupada en el proyecto que durante el proceso no lo encaraba con ese disfrute de escucha. Suena fuerte, pero siempre me pasa lo mismo, a los discos los disfruto cuando los termino. Mi subjetividad aparece de otra manera, masticando, interpretando, traduciendo. En ese momento mi disfrute pasa por otro lado. Ahora, posterior al trabajo, puedo ver que me encantó completar en mi mente muchos de esos cantos a los que, descubrí, les había inventado en mi mente la mitad de la letra.    
  • Diseño e Ilustración: ¿Cómo fue el proceso de trabajo?

Con Paula y Cintia fuimos trabajando muy cuidadosamente toda la secuencia. A mí me costó bastante tiempo empezar a plasmar las primeras ilustraciones. Fueron varios meses de cranear en mi mente el universo al que quería llegar. Tengo una metodología de trabajo muy propia del diseño, muy proyectual y diagramada. Mi búsqueda no surge de la experimentación sino de la planificación. Eso hace que tarde en sentarme a trabajar pero que lo haga luego de sentir cierta seguridad. [gallery columns="3" link="file" ids="17868,17869,17870"] Mientras tanto, como decía, con las editoras buscábamos la estructura del libro, el sentido del orden que tendría. Y yo iba entendiendo las tipologías de las ilustraciones. Una vez que me senté, todo comenzó a fluir porque teníamos muy claro hacia dónde queríamos ir.

08

El libro tiene dos tipologías de ilustraciones, las centrales y las guardas. Las centrales, a su vez, tienen un trabajo muy detallado en sus guardas que me dio mucho placer hacer.  

09  

Eso estuvo en mi cabeza desde el día cero. Aunque al comienzo lo íbamos a trabajar solamente en dos tintas y la propuesta se estaba volviendo un poco fría, ahí fue cuando Paula me sugirió trabajar con una paleta de color específica que yo había utilizado en otra ilustración.

10

 La tapa fue lo último que trabajamos, siempre prefiero hacerlo así en los libros, porque es un desprendimiento casi natural del interior. El boceto (imagen 2) es la sugerencia de Paula en devolución a mi primer boceto con guarda cuadrada (imagen 1) 

11  

Todo el trabajo fue así, de muchísimo ida y vuelta, en dónde Paula y Cintia hacían una sugerencia sobre los motivos a ilustrar y yo me permitía dar opinión sobre el orden de los temas. De verdad fue un trabajo colectivo en dónde cada uno sumó lo que mejor sabía hacer y se permitía opinar sobre la labor de los demás. Eso nos permitió tener un conocimiento muy exhaustivo del universo entero del libro/disco.

12

  • El libro acaba de resultar ganador del premio “Destacados” otorgado por ALIJA en la categoría Diseño y multimedia/audiotexto: ¿Qué sentiste con este premio que no viene, como en otras oportunidades, otorgado desde organizaciones ligadas a la música o al diseño sino de la literatura infantil?
¡Me encantó! No me lo esperaba para nada. Sentí mucho orgullo y gratitud. Cómo decía al comienzo el libro no está pensado para un público infantil, es muy realista en ese sentido. Sabemos que serán los adultos quienes se lo acerquen a los niños. Mi escena ideal es la del nene o la nena acostados, escuchando atentamente el disco y la voz del adulto que se superponen con el libro como guía.
  • T. Usandivaras ha dicho en varias oportunidades que “la música es de todos” ¿Cómo viviste, desde lo personal y lo estético, trabajar en un proyecto que hablara de cantos de nuestra tierra, cantos que “son de todos” nosotros? Como se trabaja desde el universo personal hacia el sentido más amplio, de “comunidad” que proponen la recopilación de estas nanas.

En un punto fue sencillo, porque la comunidad que el libro representa es la mía. Eso fue justamente lo interesante del referente inicial, que venía de un universo muy distinto y pasarlo por “mi filtro personal” significaba acercarlo a mis raíces y contexto. Luego hubo algunas decisiones muy a conciencia, como trabajar con tipografías latinoamericanas (que finalmente fueron argentinas, pero en mi búsqueda estaba abierta a toda la producción latinoamericana).

13

O algunos detalles como utilizar caballitos de madera que fueran alebrijes. O sacar las escenas del interior de una casa para llevarlas al aire libre y la naturaleza.

14

Para terminar queríamos compartirles una “perlita”, un “extra”: el libro trae un código “QR” para escanear con el celular, GENIALIDAD así podemos acceder a la descarga de música e ilustraciones y dejarnos arrullar felices donde quiera que estemos. [playlist ids="17879"] ¡Agenden! ”Nidos” tendrá su presentación oficial en la Feria del libro de Bs As, el lunes 7 de mayo a las 18:30 con todo el equipazo realizador presente en la sala Rodolfo Walsh. ¡Allí nos vemos! ¡Gracias Laura!

15

“NIDOS QUE ARRULLAN, Nanas, cantos y arrullos de América Latina”

 

Selección: Cintia Roberts

Ilustraciones: Laura Varsky

Música: Teresa Usandivaras y Pablo Spiller

Voz invitada: Laura Devetach

Editorial: Ojoreja

  Gise Four Web Blog Instagram