Ingresar
Asociate

Blog | 2020-05-19
Carta al Ministro de Cultura de la Nación, Sr. Tristán Bauer
Compartimos de manera abierta a toda la comunidad de dibujantes la carta enviada a principios de Mayo acerca de la situación generada por el Covid-19 y el INAG


Sr. Ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer:

S/D

 

Desde la Asociación de Dibujantes de Argentina (ADA), queremos manifestarle nuestro reconocimiento por los esfuerzos y acciones que el Gobierno Nacional está impulsando para poder mitigar el impacto socio-económico producido por el COVID-19 que nos ha llevado al aislamiento social preventivo y obligatorio.

También agradecer que en los comienzos de esta nueva gestión, su Ministerio, a través del Secretario de Cultura Maximiliano Uceda nos haya recibido con la intención manifiesta de comenzar a planificar y poner en marcha nuestro tan anhelado Instituto Nacional de Artes Gráficas (INAG) creado por la ley 27.067 en el año 2014. Desde su aprobación por unanimidad en el Congreso y su posterior reglamentación, varias fueron las marchas y contramarchas que dejaron este inmenso proyecto en el olvido. La principal, que las políticas culturales de la gestión anterior respondieron a paradigmas diferentes a los que fundamentaban la creación del INAG.  Luego llegó la pandemia y otra vez nuestros sueños quedaron truncos.

Más suerte tuvieron aquellos sectores que lograron con anterioridad ser reconocidos por el Estado creando organismos para incentivar su desarrollo: el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), el Instituto Nacional del Teatro (INT), el Instituto Nacional de la Música (INAMU), el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), entre otros, los cuales pudieron sobrevivir a pesar de la debacle de los últimos años.

Somos conscientes de la situación crítica en la cual recibieron el Ministerio de Cultura, degradado a Secretaría por la gestión anterior y del trabajo incansable para pensar políticas culturales inclusivas dentro de este panorama tan incierto que estamos transitando. 

Sin embargo, nos urge hacerle llegar nuestra creciente preocupación por el difícil panorama que aqueja a nuestro sector, el cual viene arrastrando problemáticas de años de invisibilización.

Una prueba de la falta de visibilidad por parte del Estado Nacional es la última encuesta Nacional de Cultura realizada por el SINCA donde el ARTE GRÁFICO (Ilustración, Historieta, Humor gráfico) NO FIGURA como disciplina cultural. Otro ejemplo es la falta de nomenclatura de nuestras actividades dentro de los códigos de rubros impositivos en la AFIP.

Quienes trabajamos en las artes gráficas, somos conscientes del enorme aporte que realizamos en la construcción cultural de nuestro país. Pero salvo pequeñas excepciones  de aquellos que pueden vivir del dibujo, la mayoría pasamos una vida de esfuerzos y sacrificios para continuar siendo fieles a nuestro arte, inclusive trabajando de otras cosas para poder subsistir. Somos un batallón de desconocidos actores culturales que estamos fuera del sistema, desprotegidos. Pertenecemos al sector de empleo informal, al Monotributo, muchos abocados a la enseñanza particular o privada y otros dependemos de la contratación temporal de corto plazo por parte de empresas para realizar proyectos puntuales. Demás está decir que todas estas actividades se encuentran paralizadas.

ADA, es la única agrupación referente que cuenta con personería jurídica y se ha ocupado desde su creación de las necesidades de  los artistas gráficos. Hoy en día estamos trabajando en la presentación de un proyecto para intentar resolver la inmediatez ante el Ministerio de Cultura. Pero más allá de esto, creemos que de haber puesto en funcionamiento el INAG, contaríamos hoy con varias herramientas que aplacarían en alguna medida el cimbronazo que nos llevó a esta situación. Por eso es que desde nuestro colectivo, solicitamos con urgencia retomar las conversaciones para poner en marcha el engranaje del INAG, y de esta manera, encontrarnos mejor parados en un futuro cercano.

El COVID-19 también puso de manifiesto la relevancia que tiene nuestro sector en la generación de imágenes, de contenidos culturales y contenidos educativos (la mayoría de las veces compartidos gratuitamente y sin reconocimiento a los autores) con los que tantos buscan paliar el aislamiento a pesar de ser un sector históricamente relegado en sus derechos laborales. 

Hay mucha tarea por hacer de organización y planificación que no requieren esperar a la finalización de la pandemia. Como resolver el reconocimiento de nuestra profesión con otras áreas gubernamentales y una muy importante: la confección de un Registro único de Artistas Gráficos, Agrupaciones y Asociaciones Afines, para el que habrá que hacer un llamado a nivel nacional a través de todos los medios posibles.

Agradeciendo el tiempo que nos ha brindado y anhelando que pueda llevar con éxito, aún dentro de esta complicada situación las políticas culturales que se hayan trazado, nos despedimos de Ud. atentos a una pronta respuesta. Estamos a su disposición.

Atte.

Asociación de Dibujantes de la Argentina, en representación de los Artistas gráficos del país.