Ingresar
Asociate

Tarifario 2020
Próxima actualización: Julio 2020 Alcance: territorio de la República Argentina (en $ argentinos)

 


El profesional independiente siempre ha generado sus propias tarifas. Pero desde hace años nuestro rubro se ve perdido y golpeado en un extraño mundo paralelo, en el cual muchos de nuestros clientes son quienes deciden el valor de nuestro trabajo. La realización y publicación de un tarifario para aquellos profesionales del dibujo que trabajan freelance, es el producto de varios años de demandas e intercambios sobre las variables que un dibujante debe tener en cuenta para establecer un valor a su trabajo. Es por ello que el tarifario que ADA propone, y que incluye estas variables, debe verse como una herramienta para orientarnos a la hora de presupuestar nuestro trabajo, comenzando de esta manera, un camino que nos lleve a buen puerto, donde la precariedad, el abuso y la competencia desleal ya no sean más factores que interfieran en nuestra labor creativa ni en la calidad de nuestra obra, deteriorando nuestra profesión y el mercado. Un Tarifario sirve para ponerle un VALOR en $ concreto a nuestro trabajo. Después cada profesional negociará la forma de llegar a que la remuneración sea justa y adecuada respecto del tiempo y dedicación que puso en una ilustración o proyecto. Cuando nuestro arte es destinado a la explotación comercial, no importa si es por pedido o un proyecto personal, si pagan adelanto de regalías o una suma fija, SIEMPRE se debería cobrar el TIEMPO y el VALOR de nuestra OBRA. Nuestro tiempo vale y somos nosotros los que debemos hacerlo valer.

Hacé click en la imagen para leer y descargar la guía "Ser profesionales".

 

 

 

Criterios utilizados para confeccionar este tarifario

El presente tarifario reúne valores de referencia para trabajos de dibujo e ilustración freelance de diversos rubros. Fue confeccionado a partir de los datos aportados por dibujantes profesionales de todo el país (los mismos contribuyeron con estadísticas que también compartimos con el Tarifario). Los precios aquí expresados son orientativos y aproximados, y deben considerarse como mínimos a la hora de presupuestar un trabajo. Vale aclarar que cada encargo tiene una complejidad y características técnicas propias (se pueden presupuestar por hora, precio fijo, según tamaño y alcance del cliente, según el proyecto o la trayectoria personal) ,pero en todos los casos encontramos un punto en común: el compromiso con uno y el oficio. De esto, y del uso que se le dé a la ilustración, surgirá el valor final. Aunque el ilustrador freelance no suele cobrar por cantidad de horas trabajadas, sino por ilustración o conjunto de ilustraciones, consideramos importante tener noción del tiempo que nos lleva realizar un trabajo para evaluar su viabilidad y conveniencia económica. Asimismo, la tarifa por tiempo puede servirnos para cotizar un trabajo que no esté contemplado en este tarifario como una variable más a ser tenida en cuenta en la negociación. No obstante, al momento de presupuestar, siempre se debe considerar el uso de la imagen como un factor determinante.

 

Cómo ponerle un valor a nuestro trabajo 

Hemos decidido elaborar algunas fórmulas que ayudarán a visualizar más fácilmente esta fundamental respuesta. Desde ya todo es subjetivo y la idea es que sirvan de herramientas para hacer tangible lo que aparentemente es intangible y justificar un precio para que nuestra paga no sea una variable de ajuste dentro del proceso de comercialización de nuestra obra. Recomendamos tener presentes los siguientes pasos:

A- DEFINIR HORA Y JORNADA DE TRABAJO

1

Ref. ADA:

2

(1) Costos Fijos por mes: Depende de cada persona (se trata de su costo de vida), pero ADA sugiere como base y referencia un valor de jornada de trabajo (VJT) no menor a $1800. El sueldo de un ilustrador dentro de una agencia o estudio puede rondar los $24.000.- mensuales (suponiendo unas 8 horas de trabajo, de L a V) nos da un Valor de Jornada de Trabajo de unos $1200. ($150 por hora) Si lo comparamos con un ilustrador independiente que tiene que hacerse cargo del alquiler, impuestos, monotributo, obra social, vacaciones, aguinaldo e inversiones (computadora, lápiz digital, insumos, materiales, capacitación), etc. además de cubrir los tiempos sin producir (pueden darse meses de mucha producción junta y meses sin trabajo) estimamos un valor de $1800 VJT , $225 por hora.

Utilizá nuestro calculador de tarifa por hora de trabajo!

calculadora-boton

(2) Variables INTANGIBLES: Dentro de nuestros costos fijos debemos considerar un montón de variables que terminarán de definir que un Valor de Hora de Trabajo vaya hacia arriba o hacia abajo. - Variables Internas: Técnica de trabajo, productividad, situación personal, experiencia, nombre, trayectoria. - Variables Externas: Situación del mercado, contexto Socio-político, magnitud del cliente, precio por paquete, formas de pago, destino y utilización de la imagen (cesión de derechos), futuras ganancias (ventas en otros idiomas por ejemplo).

 

B- DEFINIR PRECIO POR TRABAJO Y SU VALOR UNITARIO

3

 Ej. ADA:

 

C- CONOCER EL PUNTO DE EQUILIBRIO PARA LLEGAR AL PRECIO JUSTO

Lamentablemente en nuestro rubro lo más común es que el cliente nos establezca el presupuesto disponible y puede llegar a haber casos donde el precio sea más bajo que el VJT estipulado como en el siguiente ejemplo: Ej. ADA:

5a

En esta instancia es fundamental saber cuál es el punto de equilibrio del precio para hacer valer las VARIABLES INTANGIBLES anteriormente mencionadas para que el precio NO quede por debajo de los Costos Fijos y el Tiempo de Trabajo empleado.

formula 6

Ej. ADA:

 

Ayuda para transitar la etapa de negociación con el cliente

NEGOCIAR UNA REMUNERACIÓN EQUIVALENTE AL VALOR DE NUESTRA OBRA

Una vez que determinamos el precio de nuestro trabajo debemos conocer todas las opciones y otro tipo de variables para negociar una remuneración apropiada pero acorde a las posibilidades que ofrecen los clientes y el mercado. Al igual que en el momento de pensar valores, en esta instancia también es importantísimo hacer cuentas! 

 

Variables básicas para negociar un presupuesto:

Tiempo de trabajo: Deben tomarse en cuenta no sólo las horas de realización de la ilustración, sino también las destinadas a la lectura, documentación, creación de ideas o bocetos preliminares. Asimismo, deben contemplarse las horas dedicadas a eventuales reuniones con el cliente u otras tareas relacionadas con el desarrollo del trabajo. No es lo mismo si el cliente es flexible con los tiempos de realización que si lo necesita con urgencia (es más caro para el cliente porque exige exclusividad, lo cual no nos permite tomar otros trabajos). Lo mismo pasa con la libertad artística, a veces los clientes demandan mucho tiempo en idas y vueltas con pedidos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de negociar el presupuesto.

Uso de la imagen: En cuanto al uso, siempre debe considerarse que cuanta más difusión y visibilidad tenga una imagen, mayor debe ser su precio. Es decir que una misma ilustración tiene más valor si se utiliza, por ejemplo, en un aviso publicitario que en el interior de un libro.

Otra cosa a tener en cuenta es la RE-UTILIZACIÓN de las ilustraciones para otras ediciones, funciones o plataformas comunes en medios gráficos como diarios y revistas, historietas, tiras ó en el mundo editorial (especialmente en manuales) que vuelven a usar el material tiempo después o en otros territorios. Si esta re-utilización no tiene un valor pactado entre ambas partes dentro del contrato (aunque sea en un %) debe ser remunerada nuevamente al 100% del valor actual.

Derechos de reproducción: Otro aspecto fundamental a tener en cuenta cuando hablamos de precios de ilustración: no nos referimos a la venta del original ni a la transferencia de la propiedad intelectual de una obra, sino a la cesión de los derechos de reproducción. El cliente NO compra la imagen, paga para poder publicarla en determinado soporte. Dicha cesión puede ser total o parcial (para ciertos usos y territorios) y también limitada a cierto período de tiempo y debe estar especificada en el contrato.

Datos de comercialización: Es importante tener a mano siempre todos los datos concernientes al uso y los derechos de reproducción (tirada, idiomas, PVP, período de tiempo, % de regalías en el caso que existiera).

8-1

Seguimos con el mismo ejemplo ,con variantes y aplicado al rubro editorial pero se puede utilizar también para piezas gráficas como la tapa de un CD, posters, remeras, merchandising, etc. (en todos los casos el precio final deberá acercarse al ideal establecido por cada Dibujante para no quedar por debajo del punto de equilibrio):

Algunos tipos de acuerdo

- Monto único con cesión limitada: el ilustrador cobra una suma fija por el trabajo y cede los derechos de reproducción por un plazo a convenir (ej. 5 años), X territorio (idiomas), X usos (libros, audiovisual, ebook, gráfica, etc), X tirada (cantidad). Vencido ese plazo o condiciones, los derechos regresan al ilustrador, que puede renegociar un nuevo acuerdo con el editor.

- Anticipo de derechos de autor: el ilustrador cobra una suma "a cuenta" de las regalías por la venta del producto (libro, CD, merchandising, etc). Es decir, se asocia al cliente. Para determinar esta suma, es necesario saber la tirada del producto, el precio de venta al público (PVP) y, por supuesto, negociar un porcentaje de regalías para el ilustrador, que habitualmente es del 5% del PVP (Según usos y costumbres del mercado de los libros las editoriales destinan un 10% de regalías para los autores, en casos de libros ilustrados  escritor e ilustrador acuerdan un porcentaje a repartirse). El pago de ese anticipo deberá ser acorde al trabajo realizado dado que, si el libro no se vende lo suficiente, será el único pago que recibirá el ilustrador.

- Mixto: el ilustrador recibe por única vez una suma en concepto de honorarios y además participa de las ganancias (regalías). En este caso el ilustrador empieza a cobrar a partir del primer ejemplar vendido. Otra opción parecida es cobrar honorarios + anticipo de derechos de autor. Es una buena alternativa para asegurarse un pago acorde al trabajo realizado.

Finalmente mencionamos otras formas básicas de acuerdo, que ADA NO recomienda pero que existen en el mercado:

- Pago único con cesión total: el ilustrador cobra una suma única y cede completamente los derechos de reproducción de las ilustraciones. Es decir, pierde el control sobre sus imágenes y renuncia a cualquier tipo de beneficio económico que éstas pudieran generar.

- Regalías sin anticipo: el ilustrador no recibe honorarios ni anticipo: empieza a cobrar a medida que se vende el producto. El riesgo es total y no se le asegura un pago por el trabajo realizado.

-Derechos Subsidiarios: Son los ingresos secundarios surgidos de la explotación de los productos derivados de la obra. El autor puede decidir explotar los productos secundarios, en parte o en su totalidad, sin la participación del cliente. Muchos clientes tratan de sumar estos derechos subsidiarios en rubros en los que no necesariamente están capacitados para explotar comercialmente. Ej: Cuando una editorial pide derechos para utilizarlos en distintos soportes como el digital, ebooks, juegos, cine, teatro, merchandising, etc. A menos que se pacte un % mayor que el de regalías (dependiendo de los casos y los intereses por lo general van del 25% al 75%) estas utilizaciones de la imagen deben quedar por fuera de los contratos y deben ser pactados en otras condiciones o acuerdos.

Sobre dudas con contratos y derechos de autor recomendamos consultar nuestra sección de preguntas frecuentes.

También se puede descargar un Modelo de Contrato de edición aquí

 

 

Estadísticas 2016

Las siguientes estadísticas son resultado de la consulta abierta que se hizo, donde colegas participaron con 150 datos. Dichos resultados se irán actualizando a medida que se vayan sumando nueva información. Cabe destacar entre los resultados que más del 52% de los consultados trabaja dentro del rubro editorial. De los cuales el casi el 36% realiza trabajos relacionados con manuales, revistas, libros particulares y publicidad, casi el 30% se dedica a la producción de libros y tapas. Una cifra preocupante es la de dibujantes que realizan estos trabajos sin contrato: 62.2% y el 78.1% cede los derechos de explotación de su obra.

0

1

2

 

 

Con respecto al rubro editorial hay que diferenciar los precios que se pueden pactar por paquete de ilustraciones en un libro, igualmente para manuales donde los encargos de ilustraciones pueden ser varios y diversos (siempre teniendo presente el punto de equilibrio a la hora de pensar números). Los valores expresados aquí son por pieza gráfica a color. En el caso que el trabajo sea en blanco y negro cada dibujante tendrá que resolver su presupuesto de acuerdo a sus variables intangibles (como el tiempo que le demanda el trabajo, la técnica, etc.)

Seguramente habrá tarifas o tipos de encargos que no están presentes en este tarifario. Más allá de las recomendaciones y valores sugeridos en este tarifario, será muy valioso el aporte constante de los colegas a través de nuestro correo ingreso.ada@gmail.com. Con cada actualización incorporaremos más información a esta herramienta que irá mejorando con el tiempo y el compromiso de todos los dibujantes.  

Muchas gracias.
Comisión Directiva ADA

© ADA. El presente tarifario tiene prohibido su reproducción fuera de este sitio, ya que el mismo será actualizado periódicamente.

Agradecemos la idea del Calculador de Tarifa x hora a los colegas de www.gamailustradores.com de Costa Rica, quienes también tomaron como referencia nuestro trabajo para el tarifario.